Un cabecero para que la madera descanse.

Si hay algo que nos gusta a los Woods es soñar, sino, creo que no estaríamos actualizando cada semana este pequeño blog con nuestras cositas de madera.

mesilla con sorpresa

Otra cosa que nos gusta es, imaginar historias. Y con los palets eso es fácil, cada palet lo cogemos de un sitio diferente, muy pocas veces pagamos por ellos, casi siempre nos los dan o los cogemos de un contenedor de obra. Los despiezamos y nos ponemos a hacer nuestro encargo.

detalle enchufes

Cada palet viene de un sitio diferente, y por eso llevan sellos diferentes, tanto los sellos, como las marcas nos hacen imaginar por donde han viajado esos palets y que es lo que han cargado. Nosotros le damos un lavado de cara, lo lijamos, enceramos y pocas veces lo pintamos, pero ese palet sigue conservando en las marcas y sellos su historia.

texturas

 

detalle mesilla

 

Cuando miro un mueble recién acabado pienso en cuanta gente ha tocado esa madera y por cuantos países ha pasado. Lo miro, sonrío y pienso, ahora te quedas aquí cabecero, en esta casa descansando.

mesilla

Sed felices

LOGO SIMPLY

Deja un comentario